Ports de les Illes Balears aplica una reducción del 50 por ciento como medida de reactivación económica que estará vigente hasta el 31 de diciembre
M.P.

La bonificación de tasas acordada por Puertos de las Islas Baleares para ayudar las navieras, las empresas del sector náutico y los locales comerciales a afrontar las dificultades provocadas por la crisis de la COVID-19 ha supuesto un ahorro de aproximadamente 1.924.000 euros.

Las tasas bonificadas, incluidas en el Decreto Ley 8/2020 de 13 de mayo, de medidas urgentes y extraordinarias para el impulso de la actividad económica y la simplificación administrativa en el ámbito de las administraciones públicas de las Islas Baleares para paliar los efectos de la crisis ocasionada por la COVID-19, tienen un doble objetivo. Por un lado, la continuidad de los servicios de transporte de mercancías que realizan las navieras y que son imprescindibles para asegurar el abastecimiento de las Islas Baleares; y, de la otra, ayudar el tejido de pequeños empresarios asociados a la actividad portuaria y náutica.

El ente portuario aplicará durante todo el año una bonificación del 50 por ciento de todas las tasas portuarias que graban la actividad de las navieras que realizan línea regular y los barcos de cabotaje de la Unión Europea.

Con la intención de incentivar la recuperación económica del sector empresarial ligado al sector náutico, Ports IB también reducirá a la mitad este  2020 las tasas que graban el amarre de embarcaciones  destinadas al transporte marítimo no regular y de los barcos destinados al alquiler a terceras personas, así como a las embarcaciones matriculadas en la lista sexta destinadas a actividades de buceo y de temporada en playas y costa, como por ejemplo el vuelo náutico, el esquí-bob, el alquiler de jets ski o el esquí acuático, entre otros.

La bonificación también incluye el suministro de agua y electricidad para las embarcaciones anteriormente citadas a las que se añaden las de pesca profesional. Además, los almacenes para pesca y las terrazas de los locales comerciales ubicados en la zona de los puertos gestionados por la Comunidad Autónoma verán reducida sus tasas a la mitad.

Estas bonificaciones aprobadas en este Decreto Ley para las tasas de las navieras se aplican desde la finalización del estado de alarma hasta el 31 de diciembre de 2020, mientras que el resto están vigentes desde el 15 de mayo de 2020 hasta fin de año. Ports IB calcula que la cifra global que dejará de ingresar en su presupuesto será de 1.924.000 euros.

Source : GacetaNautica